30 oct. 2016

Rembrandt - La Ronda de noche



“La Ronda de noche”
Autor: Rembrandt (1606-1669)
Fecha: 1642
Localización: Rijksmuseum, Amsterdam
Estilo: Barroco holandés.
Forma: Óleo sobre lienzo mediante pincel
Medidas: 3,59 x 4,38 metros (originalmente mayor)

Peso: 170 kilos

Uno de los cuadros más famosos de Rembrandt es el conocido como “La Ronda de Noche”. Curiosamente una restauración realizada en 1947 puso de manifiesto que la acción del cuadro estaba ambientada a la luz del día y el origen de este título surge de una equivocación de interpretación, debido a que el cuadro estaba tan deteriorado y oscurecido por la oxidación del barniz y la suciedad acumulada, que sus figuras eran casi indistinguibles, y parecía una escena nocturna. Así, aunque el título “La Ronda de noche” es el que se usa habitualmente, realmente el cuadro se denomina “La compañía militar del capitán Frans Banning Cocq y el teniente Willem van Ruytemburch”.

El cuadro fue encargado a Rembrandt por la Corporación de Arcabuceros de Ámsterdam (una de las tantas milicias cívicas de Ámsterdam) para decorar su lugar de reunión. Él cobró 1.600 florines por el trabajo y esta cantidad fue pagada por los 18 personajes del cuadro. Es decir, el que quiso salir en el cuadro, tuvo que pagar. Los dos oficiales que ocupan un lugar destacado pagaron 100 florines cada uno para ser ubicados en el centro (cada florín florentino equivalía a 3,5 gramos de oro 24 quilates).
A parte de los dos personajes principales, el resto de los ellos tienen diferente importancia y visibilidad en la obra y esto le costó muchos disgustos y quejas a Rembrandt. Hubo aquellos que se mostraron descontentos con su lugar en la composición, por su poca presencia en la obra final e incluso con que su rango no se distinguiera del todo bien.
Se sabe que el pago del trabajo se retrasó debido a que no cubrió las expectativas de los miembros de la milicia. Tantas fueron las quejas que a partir de ese momento, Rembrandt dejó de recibir encargos y comenzó su declinación económica y como reconocido artista.

Los principales personajes:
• Capitán Frans Banning Cocq:
Capitán de la compañía y figura central que vertebra los ejes del cuadro. Con la mano indica la orden a su teniente y la alarga al espectador, incluyéndolo en la escena. Pese a evitar un orden jerárquico en la distribución de los miembros de la milicia, Rembrandt le otorga la posición predominante que su cargo le reserva.

• Teniente Willem van Ruytenburch:
Teniente de la compañía, es el que recibe la orden de preparar la compañía para la formación. Ruytenburch era de baja estatura, y, para que no quedara muy disminuido junto al gigantesco capitán Cocq, Rembrandt lo realza empleando en su uniforme un tono amarillo al que hace vibrar iluminado por un rayo de sol.

• La niña:
Es un personaje clave en el cuadro, por ser el único femenino y servir de foco de luz. La niña no se encuentra en penumbra y las sombras no la tocan. Parece un espectro que poco tenga que ver con el resto de personajes. Por esta inusual cualidad, muchos críticos ven en la niña un retrato de Saskia van Uylenburgh (1612 - 1642), primera esposa del pintor, que murió prematuramente de Tuberculosis en el año en que fue pintado la obra. Saskia era habitual modelo de muchos de los retratos del autor. Viste un traje amarillo limón y en la cintura le cuelga un gallo blanco con pinceladas azules. Éste era el emblema de la compañía, que Rembrandt representó de esta singular manera.

La composición:
La obra es muy compleja, aparentemente desordenada. Resalta a primera vista que Rembrandt da mayor importancia al desarrollo de la acción que a la fiel realización de retratos de los personajes que aparecen. Presenta al grupo de forma espontánea y libre, captado un instante, como si se tratase de una fotografía. Hay una gran animación, cada personaje realiza actos distintos, en las más variadas actitudes y posturas, con movimiento vivo. El centro de la composición lo forman el capitán y el teniente, organizándose el resto en grupos triangulares, con un movimiento curvo. Unas figuras son muy visibles, pero otras desaparecen en la penumbra y sólo vemos sus cabezas. Los personajes están colocados en cuatro planos de profundidad; existen multitud de líneas, con predominio de las diagonales y el zig- zag para dar dinamismo.
En esta obra el color no ocupa un papel secundario, es muy rico, lleno de contrastes y matices. Sobre un fondo gris verdoso o pardusco se ven vibrar discretamente, o afirmarse con decisión, azules claros, verdes oliva, castaños dorados, negros y rojos. Destacan el brillante amarillo del traje del teniente, con un fajín rojo anaranjado, frente al negro del traje del capitán en el centro del cuadro. Predominan los tonos cálidos, dorados. El color ha sido aplicado con pinceladas anchas, espontáneas y pastosas en algunos lugares, mientras que en otros se observan pequeños y finos trazos.


Algunos Interrogantes planteados por Peter Greenaway (pintor, escritor y director de la película “La Ronda de noche):

- ¿Es igualmente significativo que Willem van Ruytenburch se vista de luminoso dorado angelical? Así lo pensó un iconoclasta cuando rasgó ambas figuras conducido por el paradigma del mal contra el bien.

- ¿No resulta peculiar que haya una diferencia de estatura tan notoria entre ambos sujetos? Willem van Ruytenburch apenas alcanza la garganta de Banning-Cocq. Ciertamente, el simple decoro hubiera podido igualar la altura de ambos hombres. Willem parece degradado al ser representado tan bajo.

- Se percibe una sombra muy significativa de la mano de Banning Cocq sobre el bajo vientre de Willem. ¿Hay en ello una deliberada provocación de naturaleza sexual?

- Banning-Cocq sostiene un guante por un dedo en su mano derecha con flagrante negligencia y disgusto. El guante sostenido es diestro. Dado que su mano derecha ya está enguantada, y que su mano izquierda se percibe desguantada, el guante sostenido no puede ser suyo. ¿En tal caso, de quién es? ¿Y qué está haciendo aquí? ¿Qué es lo que ocurre? En el lienzo hay tres mosqueteros, todos representados con penacho de plumas extraído de algún manual militar.

- El mosquetero que está cargando el mosquete lo está haciendo mal, al revés. ¿Una imagen de incompetencia?

- El mosquetero que dispara el mosquete, en el centro de la composición, lleva una armadura completa y el rostro permanece oculto; obviamente se trata de alguien joven y está disparando en medio del tumulto con gran riesgo para todos; no mantiene el cuerpo en equilibrio y en el casco lleva una ramita con hojas de roble: aquí hay demasiados misterios como para sugerir un ejercicio arbitrario. Una figura así implica un día o varios de trabajo.

- Existe un hombre tuerto en el fondo de todo el grupo, en el centro, mirando por encima de los hombros del resto. ¿Se trata de un autorretrato de Rembrandt? Después de que no pocos hayan estudiado estrictamente sus 57 autorretratos, se comenta que Rembrandt tenía un ojo perezoso, el izquierdo, aquejado de estrabismo, pero el que vemos es su ojo derecho, derecho por izquierdo, pues Rembrandt tenía que pintar su autorretrato valiéndose de un espejo. Esta afección le permitía percibir la realidad como una imagen plana y le facilitaba la tarea de trasladar dibujos al cuadro.

- Hay un hombre en el centro, Bloemfeldt, tocado con un sombrero cómico y con gruesos bigotes falsos. ¿Qué está haciendo un actor aquí?

- En el lienzo hay exactamente 13 picas; el trece era número de mala suerte a mediados del siglo XVII. ¿Accidental?


No hay comentarios.:

Publicar un comentario